Tiempos de mercado; ¡Análisis global!

[hupso]

“Demos tiempo al tiempo: para que el vaso rebose hay que llenarlo primero” Antonio Machado

 

La angustia vuelve a planear sobre los inversores, en una semana en la que nuestros queridos mercados de Renta Variable se han enfrentado a un proceso correctivo, que devuelve a los índices a un Pull Back técnico, que permite cubrir parte de los gaps que sirvieron de escape, tras el acuerdo en Grecia.

La normalización de la rentabilidad es lógica en los mercados y si bien es cierto que los gaps de escape son habituales, lo razonable es que los precios siempre vuelvan a niveles cercanos a los previos antes de buscar nuevas cotas. Siempre hemos defendido en Blackbird, que el principal riesgo de los mercados financieros actualmente, es la creciente burbuja de la bolsa americana. Durante el último año hemos vivido un proceso de distribución que mantiene por ahora los índices a flote, pero bajo una situación complicada de justificar.

Como comentaba la semana pasada, las bolsas americanas se mantienen en rangos indefinidos, bajo una volatilidad contenida y un rango muy estrecho que romperá en algún momento, generando un movimiento amplio. La fuga de los sectores de consumo que analizaba la semana pasada, se ha visto contraatacada por un movimiento bajista, que devuelve a los índices a la zona de distribución que ha contenido al mercado durante todo el año. Pero como bien sabemos los movimientos en el mercado no son eternos, ni las subidas, ni las bajadas ni por supuesto, ¡los rangos laterales!En este entorno operativo, emocionalmente tan complejo, los índices de Renta Variable, siguen agobiando a unos inversores que empiezan a estar agotados de dicho mercado lateral, desesperante si me permiten en Europa, con un proceso lateral que dura ya 1 año y 4 meses, en el que se ha movido en un amplio rango del 20% entre 9.370 y 11.885 puntos para nuestro IBEX 35.

Estos movimientos son altamente complejos como decía, básicamente por la angustia que produce observar los precios dando saltos breves combinando procesos de optimismo y esperanza; ¡de dolor y miedo! En este entorno, tratar de buscar operativa a corto plazo es muy complicado, puesto que los dos ratios clave en el proceso operativo; el ratio de acierto y el ratio rentabilidad/riesgo; caen en picado. Es en este momento en el que es absolutamente importante remarcar, que la consistencia en el proceso operativo es determinante y que no podemos pretender tener resultados extraordinarios en mercados laterales. La operativa en rango es la única opción, con todos los matices que de ello se deriva.

 

Captura de pantalla 2015-07-28 a las 11.34.00

 

 

Sin embargo, como les contaba en ésta, mi tribuna de opinión la semana pasada, en Blackbird creemos que dando espacio al precio con un Stop Loss amplio y teniendo un poco de paciencia, los resultados van llegando y sin ir más lejos, hay que recordar de la misma manera, que si los índices cierran el año en sus máximos, estaríamos con rentabilidades cercanas al 20%, lo que no dejaría de ser un extraordinario año de bolsa.

Es por este motivo que siempre mantengo que los tiempos del mercado son más lentos que los tiempos de nuestra ansiedad. Hay que dar espacio para que el precio se desarrolle y esperar que en cualquier momento, la tendencia decida galopar y sucederse probablemente en un período de dos a tres meses. Es por esta razón, por la que mientras tengamos una férrea convicción de que la tendencia primaria es alcista, hay que hacer todo lo posible para permanecer siempre invertidos.

Al fin y al cabo, el mercado siempre se mueve de la misma manera, y un porcentaje elevado de su tiempo, cotiza en rango. Por este motivo, no podemos ni debemos entender de otra manera el mercado, ¿no les parece?

Por lo tanto, más allá del siempre molesto “ruido de mercado”, debemos actuar con mucha determinación, moderando los riesgos en la medida de lo posible y tratando de dar espacio a los precios a que se desarrollen. En este sentido, el IBEX 35 podría continuar el proceso correctivo incluso hasta la zona de los 10.750 puntos, para cerrar todos los gaps previos y comenzar un nuevo tramo alcista, con objetivos de; 11.613 puntos primero y 12.000 después. En este escenario de mercado sigo recomendando sobreponderar banca y consumo, e infraponderar las compañías cíclicas y compañías con mucha deuda.

Si en Europa parece pesar más la ansiedad y angustia de un amplio mercado lateral, en EEUU los tiempos son distintos y los precios evidentemente más caros. Los movimientos que estamos apreciando en compañías como Amazon, Chevron, Exxon Mobil, Du Pont de Nemours, Alcoa, Mattel o Google; reflejan muy bien el efecto colateral del QE, que no es otra cosa que el estrangulamiento del propio mercado.

El 35% de los valores que capitalizan más de 100 billones de USD, cotizan en tendencia bajista y el 37% lo hacen con nuevos mínimos de 53 semanas. Este indicador es muy significativo, puesto que da respuesta clara a la pregunta de si es posible subir en Europa, mientras en USA los mercados caen. Al parecer, la elevada ponderación de algunas cotizaciones altamente infladas, sujeta los índices de Renta Variable, ocultando claramente lo que ocurre en el trasfondo del SP 500 o del Dow Jones Industrial.

Sin lugar a dudas esta circunstancia me mantiene alerta, puesto que creemos que es el auténtico riesgo del mercado; la estrangulación de las bolsas en USA. ¿Motivos? 4,5 trillones de política monetaria expansiva con los Securities Held Outright, los 500 billones de Margin Debt sobre el NYSE, niveles récord de exposición sobre RV de los fondos de inversión y por supuesto, de las participaciones relevantes de los Insiders. Todas estas posiciones han estrangulado los mercados, lo que es un evidente y claro caldo de cultivo de gran volatilidad, que deberemos gestionar en los próximos meses.

Aquellos que me dais el placer de leer mis opiniones y análisis sabéis la gran importancia que le otorgo al factor ¡tiempo! Como mantenía mi querido Charles Ellis, cuanto mayor sea el periodo durante el cual se mantienen las inversiones, más cerca de la media esperada estará la rentabilidad real de la cartera. Los rendimientos reales de las inversiones individuales, por el contrario, serán más y más dispersos a medida que el tiempo transcurra. En consecuencia, el tiempo cambia la forma óptima de utilizar las carteras de diferentes tipos de inversiones, en diferentes situaciones y con diferentes objetivos. ¡Por supuesto! bajo una firme determinación reflexiva y un estricto plan operativo.

 

Gisela Turazzini

CEO, Blackbird 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *