¿Qué está sucediendo en China?

[hupso]

“Cada paso en la vida no es más que parte de un juego. Cada pieza es necesaria, pero si usted no sabe controlar el juego, entonces se convierte en una de las piezas que han de ser sacrificadas”. Lionel Suggs

Nos las prometiamos felices en 2.015, cuando pensamos que las políticas monetarias expansivas del BCE podría animar las bolsas, del mismo modo que ha sucedido en USA, pero lo cierto es que tras un impresionante arranque, la vuelta de Grecia y China a la escena macroeconómica ha lastrado a un selectivo, que se ha visto perjudicado por el proceso electoral en España y las dudas que sugiere el populismo, en materia económica. Sin embargo, a pesar de las fuertes complicaciones que hemos vivido durante las últimas semanas, lo cierto es que los beneficios empresariales han crecido y que la economía, a pesar de todo, ¡está mejorando!

En este arranque de año, hemos visto como China vuelve al primer plano mediático hablando de su complicación económica. La realidad sin embargo, es algo más compleja de lo que se está explicando, ¿no les parece? China tiene el Yuan ligado al USD, eso implica que el Yuan haya subido injustamente, debido a la subida del USD. Por consiguiente, las exportaciones bajan y este suceso agudiza la desaceleración. Esto afecta a las commodities, etc. La devaluación del Yuan por parte del banco central Chino, “injustamente” llamada intervención, no es más que una cierta liberalización. Se pone al Yuan, al nivel que debería estar si fluctuara libremente. En mi opinión esto provoca lo siguiente; una venta masiva de activos denominados en Yuanes. ¡NORMAL! El fondo Noruego por ejemplo, pierde de facto un -15% por gracia divina del Banco Central Chino, provocando inseguridad, riesgo país y por lo tanto; ¡fuga de capitales! La venta masiva de Yuanes, implica venta de bonos, subida de rentabilidades y venta de bolsa. ¿Qué hace China para defender el Yuan? Venta de bonos americanos (sus reservas bajan de 3,8 trillones a 3,2 trillones). La venta de bonos americanos significa una subida en las rentabilidades y por lo tanto una venta de acciones, para que de esta manera el yield spread ofrezca una rentabilidad acorde al bono. Es decir, ¡un rebalanceo global de activos!

Ahora bien, como vemos el “ruido”, miedo y dolor emocional son circunstancias de las que debemos huir siempre. Pero que la realidad, al menos eso creo que hemos aprendido estos años, es que esto es un mercado que se auto-regula en función de sus rentabilidades y que por lo tanto, lo que tenemos que analizar es la rentabilidad de los bonos y ver si las subidas de tipos, así como cualquier circunstancia, es estructural o coyuntural. Eso es lo que tratamos de comprender. Si estamos comprados en activos caros, muy endeudados, o ver si hay riesgos de acontecer un desplome en los bonos a largo plazo. Pero con el BCE comprando 60.000 millones de euros al mes, pues en cierto modo, nos exigimos estar expectantes y tratar de comprender si la volatilidad es causante del miedo o seguimos haciendo lo mismo, que es mantener los niveles claros, reducir la operativa con apalancamiento y estar con una observación alcista, puesto que el mercado primario sigue siendo alcista, por más que el IBEX 35 sea bajista o con una fuerte debilidad en distribución técnica.

IBEX35 Index

La evaluación sobre lo que viene, la haremos en el rebote, pero por más obvia que sea la debilidad del IBEX, todavía es pronto para saltar del barco. Las decisiones, pienso que tenemos que tomarlas de manera racional y por más que duela ver caer el valor de nuestros activos, lo cierto es que no podemos condicionar a eso nuestra operativa, si sabemos que lo que tenemos son inversiones en empresas y que todo tiene un tiempo de maduración.

Y en este sentido nos estamos posicionando, buscando cautela en la posibilidad que nos ofrece el mercado a veces de sobredimensionar nuestra cartera y de comprender que los movimientos porcentuales, entendidos como volatilidad, a veces se exageran en el mercado, en el momento que más oportunidad generan, debido en parte a los movimientos algorítmicos del precio y a la falta de comprensión de lo que significa el margen de seguridad y el comportamiento del inversor delante de las fluctuaciones del mercado. En este sentido, sigo expectante para saber acerca del próximo movimiento, si estamos en disposición de hablar de mercado bajista y por ende, de buscar posiciones cortas en USA, o simplemente de una debilidad contrastada en el selectivo español, en un entorno de mercado primario alcista.

Aquellos que conocen mi expresión literaria, saben que la reflexión es un punto fundamental en mi estrategia operativa, así como la inactividad cuando se requiere. Como decía Max Euwe; La estrategia requiere inteligencia, la táctica observación. Y sin duda, ¡ello nos ocupa!

Gisela Turazzini

CEO, Blackbird

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *