¡Lo que nos preocupa no es Grecia, ni China, ni USA!

[hupso]

Grecia, USA y China marcan la primerísima actualidad en los mercados financieros globales. El siempre molesto ruido del mercado afecta a la capacidad cognitiva del operador, puesto que los sentimientos son muy contradictorios y no podemos negar que si bien es cierto que parece un tópico, el miedo y la codicia se extreman a una velocidad de vértigo. ¿No les sorprende verdad? Lo cierto es que esta semana hemos visto una vez más que el compromiso emocional del Trader determina muchas veces las conductas operativas, es decir, que de algún modo reaccionamos en función de la volatilidad del mercado y nos dejamos llevar por los impulsos, en lugar de hacer un ejercicio amplio de reflexión.

Durante las últimas semanas, hemos expresado en Blackbird nuestra intención de permanecer altamente expuestos en Renta Variable y lo hemos decido asumiendo una alta dosis de volatilidad, comprendiendo que la solución a las dudas que se nos generan, nos exigen estar expuestos, más allá como decíamos, del siempre molesto ruido del mercado. Hoy, hemos vivido una sesión amplia de volatilidad, tras una semana llena de angustia, provocada por el miedo escénico, de ver una mercado americano sobrecomprado, una bolsa China en pánico y un mercado europeo de lleno en un proceso correctivo. Pero basta una sesión como la de hoy, con subidas cercanas al 3%, para olvidarnos de los miedos y de la angustia del lunes y actuar, bajo el pretexto de que el pacto es una realidad. ¿Acaso hay un suceso que modifique lo que hemos visto estas últimas semanas? Por supuesto que no, la tendencia a corto plazo es bajista en Europa, pero se mire por donde se mire, podemos contemplar con positivismo la realidad del mercado europeo. Por un lado, nos encontramos con el BCE dispuesto a todo para combatir la volatilidad, mediante su programa de expansión monetaria. Por otro lado, Grecia ha entrado en corralito y en default con el FMI y ciertamente, la volatilidad del mercado rozando un 13% de caídas en las principales bolsas europeas, se aleja mucho del castigo sufrido en años anteriores, en donde la mera insinuación de un default provocaba caídas del 30%. Bien, seamos sensatos y valoremos realidades.

unnamed-1

Hoy el default es una realidad en Grecia, pero el mercado ha agudizado un proceso correctivo normal, poco más. La realidad griega implica que los principales líderes políticos han tomado decisiones, con el objetivo de socializar las pérdidas provocadas por la deuda pública griega, y evitar el tan temido riesgo sistémico. La política del terror implantada por los bancos, tiene esas cosas… Paguemos todos los errores de juicio cometidos por los banqueros que ellos ya se encargarán de disfrutar sus ganancias. Si los principales tenedores de deuda pública griega son el BCE, Europa y el FMI, esto significa que el riesgo financiero ha desaparecido, pero que el contagio en los mercados de deuda pública es realmente lo que nos debe de ocupar. Si Grecia no pagara su deuda, en el peor de los supuestos, los estados miembro seguirían siendo solventes, por lo tanto, el problema es digerible en todos los supuestos y a parte, el BCE como decíamos, tienen suficientes cortafuegos, como para combatir la volatilidad en los precios de los bonos de la periferia europea.

Por otro lado, ¿nos preocupa China? No nos sorprende la agitación provocada por las fuertes caídas en los índices de Renta Variable en China, puesto que un 30% es una buena paliza bursátil. Pero lo que nos fascina, es lo mucho que suele excitarnos lo catastrófico. ¿Acaso no es más impresionante un 130% de subidas en 12 meses? Las fuertes subidas de los índices Chinos no se han comentado apenas. Lo cierto es que las reformas fiscales y las políticas monetarias han favorecido a la burbuja bursátil, pero en el precio de cualquier activo, en cualquier mercado, toda acción conlleva una reacción. Estamos convencidos que el crecimiento en China seguirá mejorando de manera moderada, lo que explica en cierto modo, la impresionante corrección técnica.

 

unnamed

 

En USA los mercados parecen un poco más estables, con poca volatilidad y muy cerca de sus máximos históricos. Muchas son las compañías que siguen subiendo, marcando nuevos máximos. Pero la amplitud de mercado cada vez es más divergente y los índices comienzan a estar saturados. El SP 500 por debajo de los 2.040 puntos, marcaría un proceso técnico de distribución, lo que sin ser dramático, sería si más no preocupante. La FED puede marcar el camino, puesto que lo que nos preocupa como Traders no es ni China, ni Grecia, ni USA; ¡nos preocupa la liquidez señores! El mercado es adicto a la liquidez y dejará de subir en el momento que la fiesta termine. El ajuste en los yield spreads puede ser demoledor para las acciones americanas. Por lo tanto, en lugar de fijarnos en la siempre molesta volatilidad y aceptando que el mercado justamente es eso, la capacidad de soportar la volatilidad, nos centraremos en juicios de razón y no en reacciones emocionales. Si lo que nos preocupa es la liquidez y por ende, la subida de tipos de interés, miraremos con mucha atención los costes laborales, los precios de la energía y el mercado de viviendas. Estos tres drivers podrían anticiparnos si Janet Yellen aplaza la subida de tipos de interés a diciembre y si ello permite que los grandes inversores del mercado, sigan con un proceso de distribución de largo plazo.

Estos argumentos son necesarios para entender que en el momento actual de mercado, la selección de valores toma una importancia clave, puesto que los estilos de Trading deberán adaptarse a la operativa en entornos de volatilidad, con una gestión monetaria adaptada a proteger el capital, con amplios rangos de stop loss y siguiendo la actualidad leyendo entre líneas. Y en esto trataremos de ayudarle, a entender las noticias de manera conjunta y a seguir el mercado, que tanto nos apasiona, con el único objetivo de comprender que el trabajo de todo operador, no es otro que gestionar los riesgos y dejar que las cosas sucedan.

Blackbird Research.

Gisela Turazzini y Marc Ribes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *