IBEX 35; ¡pauta de consolidación!

[hupso]

“De aquel que opina que el dinero puede hacerlo todo, cabe sospechar con fundamento que será capaz de hacer cualquier cosa por dinero”. Benjamin Franklin

Ciertamente me considero una economista práctica, con todo lo que conlleva autodenominarme así, debido a mi tan querida teoría económica la cual adoro pero a veces no es suficiente. Quizás por ello me enamoré del Trading a muy temprana edad; habían factores impredecibles, indeterminables y ello lo convertía en un desafío intelectual de gran calado para mi inquietud, ¡tan fascinante, tan ilógico! Algunas personas esperan a que suene la campana que nos indique qué hacer en cada excitante mercado, pero lo cierto es que la campana nunca suena y las cosas no están claras hasta que es demasiado tarde. Por ese motivo intento siempre aislarme del ruido de mercado para tener una perspectiva más coherente del mismo, aunque per se no lo sea.

Una de las frases que desde Blackbird solemos exponer últimamente en nuestros programas formativos, es aquello de que “los tiempos del mercado son más lentos, que los tiempos de nuestra ansiedad”.

Los mercados de Renta Variable se han tomado un descanso en una semana, en la que la sensación de agotamiento ha sido la norma, ¿no creen? tras diversas sesiones de menos a más, que han mantenido los índices más o menos estables por debajo del importante nivel de soporte, de los 10.500 puntos de nuestro selectivo.

A pesar de que en el cómputo semanal podemos hablar de una semana relativamente tranquila, lo cierto es que nuestro querido mercado se ha recuperado en los cierres, tras movimientos técnicos intradiarios de ataque a soportes, lo que deja una sensación de agotamiento generalizada y más tras el cierre tan negativo del viernes en Wall Street.

Sin embargo, si analizamos el gráfico del IBEX 35 en escala diaria, la formación de velas de agotamiento sobre los 10.500 puntos deberían darnos una información un poco más fidedigna de lo que está sucediendo en el encuadre entre los 10.000 y los 10.500 puntos. La bandera de continuación que estamos observando, está consolidando niveles en un Pull Back correctivo que podría tener implicaciones alcistas hacia la zona de los 11.000 puntos, nivel máximo de objetivo que podría llevar al selectivo español al tan anhelado rally de fin de año.

En la otra cara de la moneda, sobre el lado negativo, la zona de los 10.120 puntos, marca el mínimo de la vela de fuga, zona de soporte clave a medio plazo, puesto que su pérdida marcaría una señal de debilidad y tal vez el fin del rebote y la reanudación del potencial movimiento bajista que dio comienzo en agosto de 2.015.

unnamed

En estos niveles, nuestra estrategia de rebote ha dado muy buen resultado, aportando a nuestra cartera un saldo positivo y con la permisibilidad de que podamos incluso consolidar beneficios y mantener el nivel de liquidez previo al rebote, lo que supone una buena noticia, que nos permite seguir mejorando nuestra posición en carteras.

Las coberturas sobre el Nasdaq han lastrado en un 0,80% el performance y la fuerte apuesta que tenemos sobre el sector financiero, ha frenado en la semana el recorrido esperado. De todos modos, no me preocupa la situación a corto plazo, puesto que nuestra gestión está planteada para defender la liquidez y el patrimonio como principal objetivo y mantener la volatilidad sufrida en otoño; ¡es ahora el objetivo!

En este sentido operativamente hemos ajustado nuevamente el Stop en el precio de compra, para evitar que un inesperado giro de mercado penalice el resultado de la cartera y con la intención de mantener las coberturas parciales sobre bolsa americana, mientras los índices americanos no rompan sus máximos históricos en bloque. La amplitud de mercado sigue marcadamente débil, lo que nos condiciona a pensar que el peligro implícito en el mercado americano sigue siendo nuestro principal reto operativo.

unnamed-1

En USA la situación es diametralmente opuesta a Europa, la complacencia se ha apoderado sobremanera en los mercados de activos, catapultados por un discurso complaciente e interesado de la FED. Sin embargo, durante el fin de semana los horrores de Halloween han llegado por parte del maltrecho sector financiero. Los bancos americanos, podrían necesitar un nuevo rescate de unos 120 billones de USD, un nivel sustancialmente por debajo del rescate de 2.008, pero que si me permiten roza lo absurdo.

Deberíamos ser muy críticos con la FED, y en ello estoy, ya que tras rescatar la banca con 400 billones de USD y vaciar sus activos con la compra masiva de  deuda, por un importe total de 4 trillones de USD, siga planteando la necesidad de inyectar otros 120 billones de USD, ¿no les parece una tomadura de pelo en toda regla? Si hubieran dejado quebrar la banca, el problema se habría resuelto y tal vez, los 4 trillones de USD, hubieran podido sujetar el resto de proyectos de inversión viables, en lugar de un sistema financiero que claramente está abocado a la quiebra.

Sobre mercados volátiles, hay un momento que he aprendido a reconocer, no tan sólo en mí, si no en la masa, aquel momento en el que las fluctuaciones de mercado nos llevan a giros psicológicos inesperados, a sensaciones vividas, familiares y reconocidas que pasan de la teoría a la práctica como si nada tuvieran que ver entre ellas. Porque nos bloquean aún sabiendo que lo hacen. Hay un instante, en el que la duda nos conduce a la falta de ejecución y es entonces cuando se apodera de nosotros la incertidumbre y llevamos a cabo una pésima gestión. ¡Hoy en día ello para mi es impermisible!

Sigo pensando que el sentido común es el mejor activo de inversión, manteniendo la cordura y siendo fieles a nuestros modelos analíticos, exigiendonos que ni la codicia, ni la complacencia, como tampoco la arrogancia marquen nuestra operativa, entendiendo que la debilidad del mercado sigue siendo la auténtica amenaza, pero sin olvidar en ningún momento, aquello que Keynes nos enseñó, “los mercados pueden permanecer más tiempo irracionales que nosotros solventes”. Por lo tanto, ¡aproveche lo que ya sabe!

Gisela Turazzini

CEO, Blackbird

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *