IBEX 35; ¡asalto a los 9.500 puntos!

[hupso]

“La experiencia es algo que no consigues hasta justo después de necesitarla”. Sir Laurence Olivier

Una semana más, el mercado se va definiendo en un proceso de suelo que trata de consolidar niveles, en lo que se conoce como un proceso de acumulación técnico. Los mercados caen por procesos ordenados de venta y los soportes/resistencias técnicos nos ayudan a plantear estrategias operativas, basando nuestras decisiones en los comportamientos recientes del precio, entendiendo los niveles como la posibilidad de que un gran número de compradores/vendedores estén dispuestos a comprar/vender. Es importante remarcar este propósito, de la misma manera que lo es la idea de que los precios se mueven, se han movido y se moverán por impulsos y correcciones, generando tendencias.

La fuerte caída del IBEX 35, al final ha encontrado un nivel de precios suficientemente atractivo, como para que un gran número de compradores sean capaces de absorber toda la oferta de títulos. Eso no significa que los precios deban o no subir, más bien significa que es el nivel en el que el mercado está buscando un rebote. Del mismo modo, si comprendemos el proceso primario de mercado como aquel dominante en su movimiento direccional, podemos pensar que por ahora, la tendencia se impulsa hacia precios más bajos, por lo que cualquier intento de operativa en largos estará condicionada a la creencia de que la tendencia ahora, ¡es bajista!

IBEX35 Index

Estos aspectos, han condicionado nuestra operativa, que una semana más está a la espera de buscar largos en el selectivo español, aprovechando la sobreventa y con la idea de los 9.500 puntos a corto plazo. Por encima de dicho nivel, podríamos pensar que el mercado está tratando de girar, pero para ello, de la misma manera el precio necesitará tal vez un nuevo ajuste. Nuestra idea operativa al fin y al cabo es simple, utilizar los parabólicos SAR para los procesos de salida. En USA sin embargo, el presente movimiento alcista lo entendemos tácticamente como un rebote y tras la ruptura de soportes, seguiremos un proceso de cobertura con la idea de buscar posiciones cortas en acciones sobrevaloradas, en la medida que el mercado nos lo permita, una vez se haya completado el rebote. Por ahora, nos centramos en el IBEX 35, en la confirmación de lo que podría ser el rebote que el mercado está planteando, tras un pésimo arranque de año para los alcistas.

¡La estrategia está clara y definida! Tal vez los catalizadores los podamos encontrar en decisiones monetarias de los principales bancos centrales, especialmente China y Europa, y por cómo la FED gestionará una eventual subida de los precios de la energía, tras el brutal desplome vivido durante el año pasado. Los resultados empresariales, especialmente en España pueden invitar a pensar que los precios son muy atractivos y cualquier configuración de gobierno que margine a Podemos, será bien valorado por el mercado, que podría entrar en tromba aprovechando estos precios ridículos en acciones españolas. Tanto la macro, el técnico, como el análisis fundamental, nos explica en cierto modo que la propuesta alcista a corto y largo plazo tiene sentido, pero la debilidad en la amplitud del propio mercado de las acciones americanas, nos invita a pensar en la prudencia a medio plazo, puesto que la volatilidad simplemente se ha frenado pero para nada ¡se ha completado!

NASDAQ Composite Index

Así pues, si las ideas que se nos plantean son alcistas, en busca de aprovechar este rebote, ¿cuál es el motivo por el que el mercado sigue con esta debilidad? Probablemente la idea deberíamos buscarla en nuestro interior. Lo cierto es que en el último mes y medio, el mercado ha marcado una saturación de niveles con fuertes caídas, especialmente en España y niveles de volumen de capitulación, muy cercanos a cotas mínimas de mercado. Esta situación técnica es compleja y por supuesto emocionalmente dolorosa. El recuerdo de lo vigente es duro y considero que el inversor, se siente atrapado entre sus pérdidas latentes. El miedo al dolor es más significativo que la esperanza de ganancia, siempre lo mantengo. El miedo a lo vigente es superior a cualquier argumento racional y pesa más la idea de mantenerse cuerdo y tratar de ser consciente de que nada ha sucedido de fondo, que tomar una decisión simple que consiste en vender y liquidar el dolor emocional. Las reacciones instintivas son claramente un lastre en la operativa bursátil, de ahí que me especializara en psicotrading. Es complicado para el inversor de a pie entender que las ganancias en bolsa responden a un proceso de maduración. Si operamos a largo plazo, el proceso de maduración se llama volatilidad. ¿Para ganar dinero en bolsa hay que comprar buenos negocios baratos, o deshacernos de una empresa al dolernos su valoración en cuenta a corto plazo?¿Vendemos un negocio que incrementa ganancias por sus caídas bursátiles? Todos hemos leído frases y tópicos de grandes inversores, pero a la hora de la verdad el poder de la mente está destinado a ¡Traders que hacen de la experiencia sentido común y del conocimiento voluntad de sacrificio! No está en nuestras manos condicionar los precios a corto plazo pero sí tener la paciencia de construir un camino ganador. Es fácil sumarse al carro ganador, pero lo que realmente es meritorio, es tener la audacia de mantenerse cuerdo cuando todo el mundo entra en pánico, en los momentos en los que el mercado nos pone a prueba. Por este motivo nuestro querido Mr. Market necesita tiempo, el dolor ha sido intenso y el inversor necesita confianza. Probablemente la codicia, una vez más, llegue con la complacencia, aquella que nos hace pensar que lo mejor habría sido no hacer nada, prometiéndonos por enésima vez, que a partir de ahora, dejaremos el técnico y nos centraremos en el Value. Una vez más; ¡autoengaño! Ni técnico, ni Value, ni Macro… Lo único que importa es el criterio, la fé en uno mismo y como citaba anteriormente; ¡la capacidad de mantenerte cuerdo cuando el resto ha entrado en pánico!

En la bolsa como fuera de ella, ¡la mejor manera de evitar problemas, es conocerlos y ser consciente de ellos! Así pues, a continuación me dispongo a citar los problemas que creemos desde Blackbird, son más destacables en el proceso operativo:

  1. La resistencia a crear reglas.
  2. La incapacidad de aceptar la responsabilidad.
  3. La adicción a los resultados aleatorios.
  4. Control interno versus control externo.

Mini Crude Oil Full0416 Future

El tiempo está para replantear ideas y para repasar estrategias. Adaptar el sistema a las nuevas circunstancias del mercado, pero sobretodo, cuestionandonos una y otra vez si la decisión tomada es correcta, basada siempre en parámetros objetivos, y la realidad es que si la empresa gana más dinero y debe menos, ¡la situación mejora! ¿no les parece? Por supuesto que esto es compatible con un Trading más activo, como el que desarrollamos en las ideas de Swing Trading direccional. Pero para ello, necesitamos la convicción del mercado, puesto que no podemos olvidar que el mercado es bajista y que por lo tanto, el condicionamiento de acompañamiento permitirá cubrir un poco la volatilidad, con una esperanza táctica acotada a un nivel máximo de 9.500 puntos, antes de que el mercado recupere su movimiento alcista. Sea cual fuere nuestra postura estratégica de mercado; ¡no perdamos de vista el objetivo jamás!

Gisela Turazzini

CEO, Blackbird

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *